Probablemente, dejar la harina te haga sentir bien por razones que nada tienen que ver con dejar la harina.

 

¿Qué dice la noticia?

Probablemente, dejar la harina te haga sentir bien por razones que nada tienen que ver con dejar la harina.

¿Cómo lo supieron?
En 2013 Peter Gibson, el director de gastroenterología de la Monash University, publicó un paper en el que observó que no había síntomas producidos específicamente por la ingesta de gluten en un grupo de personas que había reportado intolerancia no celíaca al someterlos a distintas dietas sin decirles qué comían.
En el libro «The Gluten Lie», Alan Levinovitz entrevistó a Gibson y le preguntó por qué si la intolerancia al gluten en no celíacos no existe, tanta gente reporta sentirse mejor cuando lo deja.
El tema parece ser complejo; por un lado Levinovitz dice que la gente es bastante reacia a cuestionar sus autodiganósticos (esto de que nadie me conoce mejor que yo mismo) y pensar que los efectos pueden ser psicológicos. Por otro, Gibson señala que conectar lo que comimos con los síntomas es muy difícil, en general hay problemas para recordar qué comimos y cuándo y somos malísimos para establecer qué es saludable y qué no (y por eso en su estudio les miró la caca a todos en vez de confiar en lo que le decían).

¿En qué avanza el estudio?
Gibson dice, entonces, que lo que sucede es que cuando quieren dejar el gluten, las personas empiezan a comer mejor.
Hasta ahora contábamos con publicidad demonizadora que lo que asocia es comida de baja calidad nutricional con una proteína específica. Como esta comida es la más sencilla de conseguir, al querer evitar un componente empezamos a prestar más atención a qué comemos y dedicarle más tiempo.
El trabajo de investigación de Levinovitz lo que dice es que la publicidad anti-gluten se basa en un efecto (sentirse mejor) que aparece al abandonarlo, pero no porque sea malo en sí, sino por los alimentos que se empiezan a evitar. Así también se venden productos carísimos que la gente percibe como saludables solo por no tener gluten.

¿Para qué sirve?
En temas de alimentación la investigación es compleja y los resultados no pueden leerse linealmente, pues la nutrición es un balance. Hay algo en lo que todos están de acuerdo y es que hay que tomar agua, hacer ejercicio y comer más frutas y verduras que cualquier otra cosa.
Claramente, es más fácil seguir mandamientos tipo «no gluten» o «no arroz» o «nada verde» que desarrollar un criterio complejo, pero inventándonos enfermedades como la intolerancia al gluten más allá de la celiaquía no solo jodemos a los celíacos que tanto necesitan que se cumpla su ley manteniendo los precios altísimos de sus productos, sino que creamos todo un mercado que empieza con el jipi chamuyero vendiendo tés digestivos para las harinas blancas y termina con Bayer/Monsanto, la mierda que hacen y los posts conspiranoicos que comparten todas las tías del mundo.

http://www.iflscience.com/health-and-medicine/heres-the-real-reason-your-friends-glutenfree-diet-might-be-making-them-feel-better/

Leave a Comment