Persevera y triunfarás (remarla sirve).

¿Qué dice la noticia?

Persevera y triunfarás (remarla sirve).

¿Cómo lo supieron?                                                                                                                                                              Se estudiaron 167 parejas en relaciones formales. La muestra era bastante heterogénea, si bien el promedio eran 8 años de pareja, algunas estaban juntas hacía meses y otras 50 años. Todas ellas participaron de una entrevista en la que se les preguntó hacía cuánto se conocían cuando empezaron a salir y si habían sido amigos antes de ser pareja.
Después, un grupo de voluntarios vio los videos y calificó a los participantes según su atractivo físico. Esto se hizo viendo a los dos juntos y por separado, para asegurar que la apariencia de uno no influenciara la manera de percibir la del otro. Ambas instancias mostraron ratings muy similares entre los calificadores.
Los resultados indicaron que cuanto más tiempo las parejas se hubieran conocido antes de salir, más probable era que uno fuera mucho más atractivo que el otro. Las parejas que se habían formado en el primer mes después del primer encuentro, tendían a obtener puntajes mucho más parecidos entre individuos.


¿En qué avanza el estudio?
Varios especialistas han estudiado el «emparejamiento selectivo», o «los lindos con los lindos y los feos con los feos». Si bien hay bastante evidencia respecto a la existencia de este fenómeno, hay varias teorías acerca de por qué ocurre. En este estudio, se trató de mostrar que la atracción es tanto objetiva como subjetiva. La objetividad tendría que ver con lo meramente físico (algunos rasgos son consistentemente asociados con el atractivo). La parte subjetiva es revelada con el tiempo y tiene más que ver con la singularidad de la persona (carácter, humor, lealtad). Así, se propone la hipótesis de que cuanto más conozcas a alguien más probable es que te empiece a gustar (cosa que al revisar nuestro pasado nos parece bastante obvia a muchos).
En otra instancia del experimento, se le pidió a las parejas que completaran una encuesta de satisfacción con la relación, y ahí no hubo diferencias entre los emparejados selectivamente y los no. Así que tampoco es cuestión de decir que los que se conocen, se calientan y se aman están destinados a relaciones superficiales. Simplemente, parece que hay distintas maneras de llegar a sentirse atraído por alguien.


¿Para qué sirve?
El estudio sólo se hizo en parejas heterosexuales y no estudió el contexto de encuentro. Tal vez, lugares como laburos o ámbitos de estudio son más propicios para cultivar amistades antes de salir. Digamos que las chances de levantarte a un barbudo de instagram en un bar probablemente sean menos que si cursás un seminario con él y puede presenciar tus agudísimas intervenciones todas las semanas.

https://www.scientificamerican.com/article/what-it-takes-for-a-beast-to-find-a-beauty/

Leave a Comment