Como otros animales, los humanos secretaríamos compuestos para atraer a los otros que pueden ser percibidos por el olfato.

¿Qué dice la noticia?

Como otros animales, los humanos secretaríamos compuestos para atraer a los otros que pueden ser percibidos por el olfato.

¿Cómo lo supieron?
Estudios anteriores sugerían que tanto la androstadienona (presente en el semen y en la axilas de los hombres) como el estratetraenol (en la orina femenina) podían mejorar el humor de alguien del género opuesto.
Hombres y mujeres se sentaron a ver «caminatas». En la pantalla aparecían figuras formadas por puntos luminosos (15 en total, 12 respresentando las articulaciones mayores y los otros 3 pelvis, pecho y cabeza). Mientras observaban las figuras en movimiento, los voluntarios eran expuestos a una solución con androstadienona, estratetranol o una solución control que no contenía ninguna de las dos (las tres tenían el mismo olor para evitar que las identificaran conscientemente). Luego, se les preguntaba si el que caminaba era hombre o mujer.
Oler la androstadienona hizo que las mujeres heterosexuales percibieran a los «caminantes» más masculinamente que el promedio. El estratetranol (qué palabra de mierda para escribir y leer!) causó el mismo efecto en los hombres heterosexuales respecto a la percepción de feminidad. Los varones gay respondieron de la misma forma que las mujeres a la androstadienona. Y las mujeres bisexuales y lesbianas tuvieron una respuesta que estaba entre la de los heterosexuales.
Oler una u otra sustancia modificaba alrededor de un 8% la percepción de género.

¿En qué avanza el estudio?
Hasta ahora, no había evidencia directa de que los humanos produjéramos químicos que pudieran transmitir información sobre el género de manera subconsciente.


¿Para qué sirve?
Espero que para hacer perfumes que finalmente cumplan con lo que prometen sus publicidades.

http://www.huffingtonpost.com/2014/05/02/humans-sniff-opposite-sex_n_5249385.html?utm_hp_ref=science

Leave a Comment