A los papers escritos por mujeres economistas se les exigen estándares de calidad más altos para ser publicados

– Qué dice la noticia?
A los papers escritos por mujeres economistas se les exigen estándares de calidad más altos para ser publicados
– Cómo lo supieron?
La autora comparó la legibilidad de 9123 papers publicados en los principales journals de economía. El criterio utilizado es viejo y confiable: las oraciones cortas y el vocabulario simple facilitan la lectura.
La facilidad de lectura fue medida con los 5 estándares más utilizados. Los abstracts de autoras mujeres estaban entre un 1 y un 6% mejor escritos que trabajos similares publicados por varones. Esta diferencia surgía sobre todo durante las instancias de evaluación, lo que indica que las mujeres escriben más claramente a partir de la revisión de sus pares. El análisis también mostró que las mujeres mejoran notablemente la escritura a lo largo de su carrera mientras que la legibilidad en los varones permanece estática, o sea que una autora prolífica escribe bastante mejor que un varon con la misma cantidad de publicaciones. Por otro lado, los papers de mujeres demoran más en obtener dictámenes.
– En qué avanza el estudio?
Existe un énfasis general en resaltar que las mujeres producimos menos que los hombres: las agentes inmobiliarias listan menos casas, las médicas ven menos pacientes. Sin embargo otros aspectos menos conocidos que pueden hacer la diferencia son raramente mencionados: las agentes inmobiliarias venden casas por valores mayores y los pacientes atendidos por médicas mujeres tienen tasas de mortalidad más bajas y menor cantidad de readmisiones en hospitales. La idea detrás de este estudio es probar que algo parecido pasa con las publicaciones de mujeres economistas, que son menos pero mejores. La legibilidad en este caso se usó como criterio de calidad.
De acuerdo a los resultados podríamos inferir que la escritura clara es una exigencia más que una elección. Comparadas con sus pares, las economistas prestigiosas no escribían tan bien cuando recién empezaban.
Lo más importante, sin embargo, pareciera ser como esto afecta la productividad. Como los papers escritos por mujeres tardan más en ser aceptados y publicados, las economistas pasan mucho tiempo corrigiendo lo viejo en vez de empezar con cosas nuevas y sus currículums incluyen menos trabajos, lo que copta la posibilidad de becas y financiamiento y hace que como trabajadoras sean más baratas.
– Para qué sirve?
En tiempos de ajuste al sistema científico es importante identificar los mecanismos que permiten una producción de conocimiento de calidad a través de la precariedad de sus trabajadores (y como esto siempre es peor para las mujeres).

Ver en Facebook