Las mujeres que toman anticonceptivos orales tendrían menos en cuenta la apariencia física a la hora de elegir pareja.

¿Qué dice la noticia?

Las mujeres que toman anticonceptivos orales tendrían menos en cuenta la apariencia física a la hora de elegir pareja.

¿Cómo lo supieron?                                                                                                                                                                Durante varios años se le hizo una pregunta simple a un grupo de mujeres “¿cuán satisfecha estás con tu relación?”. Al recibir las respuestas, los investigadores las dividían en dos grupos: las que venían de mujeres que empezaron a tomar las pastillas una vez iniciada la relación y las que las tomaban de antes.
Las que tomaban la pastilla cuando conocieron a su pareja y luego la habían dejado mostraban diferencias basadas en la apariencia física de sus compañeros. Las que se habían casado con hombres que no eran considerados convencionalmente atractivos (un panel “entrenado” los calificó) eran las menos satisfechas. Las que habían dejado la pastilla, pero estaban casadas con hombres considerados atractivos seguían satisfechas. Las que empezaron a tomar la pastilla una vez en pareja no mostraron diferencias.


¿En qué avanza el estudio?
Más o menos la cosa viene así; hay una teoría bastante fuerte que supone que cuando estamos ovulando nos sentimos más atraídas por chabones que están buenos. El atractivo físico garantizaría ciertas condiciones reproductivas, los “buenos genes” beneficiarían al potencial bebé. Por otro lado, los hombres que no encajan en estos estereotipos se preocupan más por vos y son mejor padres y por eso las mujeres los elegimos cuando no nos dominan las hormonas.
Esta teoría fue bastante criticada y se han publicado resultados contradictorios al respecto. Este estudio busca ver qué pasa cuando la ovulación se suprime. Por ahora pareciera que sí, que nos interesamos menos en esos rasgos hiper masculinizados que nos nublan el juicio cuando las hormonas nos dominan. Sin embargo, solo 48 parejas fueron monitoreadas durante 4 años y 70 durante 1, lo que causa que cuando se divida la muestra según el uso de anticonceptivos los grupos que generan los resultados sean bastante pequeños.
Sin embargo, el director del estudio sostiene que una vez que las mujeres dejan las pastillas se concentran más en el atractivo físico, y aquellas que caen en cuenta que se están comiendo un bagarto se decepcionan.


¿Para qué sirve?
Aparentemente a “los feos” les sirve para casarse. Y a mí para darle una explicación a esa amiga que no para de decirme que deje de coleccionar romances con gordos y pelados.

http://www.iflscience.com/brain/contraceptives-even-out-male-beauty-playing-field/

Leave a Comment