La comida sin gluten no sería más saludable que la que lo contiene.

¿Qué dice la noticia?

La comida sin gluten no sería más saludable que la que lo contiene.

¿Cómo lo supieron?                                                                                                                                                                        El equipo analizó alrededor de 3200 productos de diez categorías alimenticias diferentes. El valor nutricional entre los productos con gluten y libres de él cambiaba muy poco. El estudio abarcó desde productos clave, como pan y pasta, hasta comida chatarra como galletitas y snacks.
En los productos centrales se halló un nivel de proteínas significantemente más bajo en los productos libres de gluten, pero el contenido de sodio y azúcares era bastante parecido. Lo mismo ocurrió con el otro tipo de alimentos. El balance nutricional terminaba siendo casi el mismo para uno u otro.


¿En qué avanza el estudio?
Aproximadamente el 1% de la población mundial es celíaca y puede tener graves problemas de salud al consumir productos con gluten. Sin embargo, alrededor del 13% de las personas alega algún tipo de disconfort respecto a su consumo y parece haber una especie de glutenfobia entre los adeptos a la alimentación saludable.
Por un lado, puede haber un pequeño incremento en la cantidad de celíacos debido a la conciencia respecto a la enfermedad. Cada vez más personas son diagnosticadas correctamente y pueden encontrar la fuente de su malestar. Por otro lado, los síntomas descriptos por los no celíacos al consumir gluten son muy vagos (dolor de cabeza, fatiga, hinchazón) y pueden atribuirse a muchos factores del estilo de vida. Sobre todo cuando los diagnostica el Doctor Google.
También es bueno tener en cuenta que muchas veces, para resaltar el sabor, los productos gluten free contienen más azúcar, sal o grasas agregadas.


¿Para qué sirve?
Aparentemente, el gluten es el nuevo enemigo erigido por la industria de lo saludable. Las etiquetas con diseños extravagantes que anuncian «libre de gluten» en productos que tradicionalmente ya lo son están funcionando como una estrategia de marketing y muchos lo asocian con «sano». No hay que olvidarse que los que hacen la comida no la hacen para nuestro beneficio, sino para ganar dinero. Usemos nuestro criterio a la hora de demonizar pensando a quién le conviene que el gluten tenga mala prensa.

http://www.iflscience.com/health-and-medicine/gluten-free-diet-really-healthier/

Leave a Comment