Comer espárragos antes o después (o antes y después) de escabiarse prevendría la resaca.

¿Qué dice la noticia?

Comer espárragos antes o después (o antes y después) de escabiarse prevendría la resaca.

¿Cómo lo supieron?                                                                                                                                                                  Tanto el etanol, que es el componente de las bebidas alcohólicas que nos emborracha, como el acetaldehído que se produce cuando digerimos el alcohol generan una serie de efectos tóxicos, sobre todo en el hígado. Como bien sabemos, la resaca no dura para siempre (sino no seríamos tan pelotudos como para repetirla todos los fines de semana). Gracias a dos enzimas (la alcohol-dehidrogenasa (ADH) y la acetaldehido-hidrogenasa (ALDH)) el cuerpo transforma el etanol en un compuesto no tóxico, el acetato.
En este estudio, el equipo agregó extractos de diferentes alimentos a células hepáticas de ratones y humanos. Encontraron que el extracto de espárrago estimulaba la actividad de la ADH y la ALDH, generando que los efectos tóxicos no permanecieran en el cuerpo el tiempo suficiente como para causar resaca. Estos resultados fueron mucho más notorios cuando se utilizaron las hojas del espárrago y no el cabito.


¿En qué avanza el estudio?
En una siguiente instancia informal que no fue parte del estudio publicado, los voluntarios que bebieron una mezcla que contenía el extracto reportaron menos síntomas de resaca. Claramente es necesario hacer más pruebas y ver si el espárrago funciona tan bien como su extracto.


¿Para qué sirve?
Podríamos colaborar con la ciencia siendo voluntarios informales para comprobar estos resultados. Bendito sea quien encuentre el remedio para este flagelo de la humanidad.

http://home.howstuffworks.com/green-living/scientists-asparagus-ward-hangover.htm

Leave a Comment