Arman una instalación que simula una interfaz que le permitiría a las mujeres controlar el movimiento del esperma con el cerebro.

– Cómo lo supieron?
La artista es también tecnóloga y trabajó con herramientas que se utilizan actualmente en investigación para llevar a cabo el proyecto. La instalación utiliza varios mecanismos: por un lado, un equipo de electroencefalograma traduce en señales eléctricas la actividad del cerebro para dirigir el esperma en la dirección que desee la usuaria. Estas señales se mandan a un microcontrolador que modera las cargas de un circuito eléctrico donde se encuentra la muestra de semen, que debido a los fenómenos de galvanotaxis1 y electroporesis2 se mueve según lo que quien use la interfaz desee. Por último, un microscopio asociado a un proyector permite ver el movimiento de las células.
– En qué avanza el estudio?
La instalación utiliza como recurso el absurdo: por un lado el que sobreviene como primera impresión a la pretensión de controlar el esperma y por otro el que es moneda corriente para el control de los derechos reproductivos de las mujeres. “Reflejando los discursos dominantes de la ciencia y la cultura que forman las nociones acerca de los cuerpos de las mujeres, pretendo desafiar este status quo desarrollando un sistema en el que yo (una mujer) puedo controlar algo inherente a la masculinidad (el esperma)” dice Ani Lui, artífice del proyecto.
– Para qué sirve?
Hace poco recorrió el mundo una foto de Donald Trump firmando un acta que le corta los fondos a todas las ONGs que trabajan dando servicios relacionados con el aborto donde no había una sola mujer. Esta instalación es una protesta abierta contra esta situación, en la que otros deciden por nosotras sobre la agencia de nuestros cuerpos. En esta muestra se utiliza el esperma para simbolizar el panorama.
También, al utilizar elementos propios de la investigación en biología, se pone de manifiesto que cuando se investigan alternativas de control de la natalidad se hace en esta clave (como por ejemplo cuando se cortan los ensayos clínicos de anticonceptivos masculinos porque los varones padecen los mismos efectos secundarios que nosotras).
1 Al aplicar corriente de manera directa, se observa que varios tipos de células (entre ellas el esperma), migran en una dirección determinada a través de un electrodo
2 Movimiento de partículas dispersas en un fluido a partir de la aplicación de carga eléctrica que ayuda a agruparlas. Se utiliza generalmente para separar determinados compuestos (por ejemplo, en la fecundación in vitro permite seleccionar los espermatozoides más aptos).

 


Leave a Comment